IMG_20191119_082223_313_edited.jpg

COMO CURAR MI TATUAJE.

Para curar tu Tatuaje MINIMALISTA:

 

Retirar 1:30 hora después el papel film protector.

 

Lavar la zona con agua templada, jabón PH neutro masajeando la zona.

Secar con papel absorbente (válido solo papel de cocina) de manera suave y palpante sin arrastrarlo por la zona.

Una vez que esté completamente seco

hidratarlo con una fina capa de crema cicatrizante.

 

Repetir este proceso lavado/secado 2 veces al día e hidratación de crema 3 (en la primera semana).

.

En la segunda semana lavado y secado 1 vez al día y se seguir hidratando 3 veces al dia.

Aviso importante:

si haces deporte, trabajas en zonas poco higiénicas, polvorientas, con animales, etc..

El lavado y secado del tatuaje será de primera necesidad las veces que sea necesaria.

 

Recuerda siempre

el tatuaje es una herida que necesita cicatrizar lo mas natural y sanamente posible. 

Crema cicatrizante aconsejable: Bepanthol.

COSAS QUE NO DEBES HACER DESPUÉS DE TATUARTE.

Es fundamental que durante el proceso de curación no deberás:

– Mojar el tatuaje en el baño, la sauna, el jacuzzi o ir a nadar en el mar o piscinas. Ducharse está muy bien;)

– No utilices toallas o trapos para secar tu tatuaje, pueden dejar residuos de algodón adheridos. Seca tu tatuaje con papel de cocina.

– Evita ir al gimnasio o hacer deportes de contacto durante el primer par de días de curación o mientras la zona tatuada se encuentre inflamada.

– No te rasques, frotes o toques tu tatuaje fresco

– No expongas tu nuevo tatuaje a la luz solar directa. Esto puede conducir a la decoloración y podrías fácilmente quemar la piel que no se ha curado.

– No utilices ningún producto no específicamente previsto para tatuaje sin el asesoramiento de un médico o de un tatuador.

– Toma el consejo sobre tatuajes sólo de tu artista del tatuaje o médico.

– Evitar tocar y no dejes que otros animales (también) toquen o rocen tu tatuaje fresco.

– No dejes que tu tatuaje se adhiera a la ropa y en caso de que suceda, humedécelo y luego retira la prenda con cuidado.

– Trata de evitar el contacto directo con el agua sucia (de lavar los platos, por ejemplo)

– No uses esponja para limpiar tu tatuaje, masajea suavemente con la mano previamente lavada.

– No apliques demasiada crema, una capa delgada bastará.

EL RESULTADO FINAL ESTÁ EN TU MANO

Como puedes ver después de abandonar el estudio, todo está en tus manos.

 

Un gran artista siempre hará todo lo que esté a su alcance para conseguirte un tatuaje increíble, pero la forma en que lo tratarás más adelante tendrá una influencia enorme sobre lo bien que se curará y el resultado final después de la curación.

También debes recordar que tu tatuaje va a cambiar un poco después de la curación. Será menos brillante y menos vibrante Aunque elijas bien cómo curar y cuidar un tatuaje recién hecho y realices correctamente y con cuidado todo el proceso de curado, la diferencia no será tan visible.

Así que, una vez que hayas pasado por todo, por favor asegúrate de que esa obra de arte en tu piel permanezca viéndose increíble en los años venideros!

Si tienes cualquier duda en el proceso, quemadura o golpe no dudes en llamarnos a este teléfono, nosotros te asesoraremos en todo momento.